Jueves, 29 de noviembre de 2007
M?s all? de Topeka (II)

Imagen

Quinto art?culo de esta serie sobre las iglesias "Pentecostales" escrita por el historiador Mario Escobar Golderos.

Origen y creencias del movimiento pentecostal (V)

Cuando la locura habl? en boca de Erasmo, tal vez no hubo nunca locura tan cuerda, ri?ndose de los desafortunados ?maestros? ret?ricos, que juzgan a los hombres por la pl?yades de t?tulos y las palabra enrevesadas e incomprensibles, dijo sin ruborizarse: ?Me parece adecuado imitar en esto a los maestros ret?ricos de nuestros d?as, que creen ser ni m?s ni menos que dioses, si pueden mostrar, como las sanguijuelas, dos lenguas, y que consideran gran haza?a engarzar en sus discursos en lat?n alguna palabra griega, a manera de mosaico, aunque el lugar no sea el m?s a prop?sito para ello? (1).

Cristo no parec?a muy dispuesto, durante los tres a?os de su ministerio, a buscar entre las rab?nicas escuelas a los portadores de su mensaje. Pablo, como un abortivo, fue la excepci?n que confirmaba la regla, aunque en la primera carta a los Corintios, el propio ap?stol confirma la vocaci?n de la mayor parte de los creyentes (lo vil, lo menospreciado, lo que no tiene nombre, etc.). Decir de un l?der cristiano que ?su biograf?a es lamentable, dado que no ten?a los conocimientos b?blicos necesarios?, se une con la corriente actual, de que, lo acad?mico est? por encima de la experiencia y el coraz?n. Circula ahora por algunas iglesias ese deseo de reconocimiento ?mundano(2)?, donde se pide un extenso curr?culum a los pastores, olvidando, en muchos casos, otros elementos de su formaci?n pastoral.
Imagen
C.F. PARHAM
Charles F. Parham naci? el 4 de junio de 1873 en un peque?o pueblo de Iowa, llamado Muscatine. Sus padres se trasladaron con ?l a Kansas y le criaron como un verdadero pionero; en una tierra inh?spita rodeada de tribus indias y pistoleros. Perdi? a su madre a la edad de siete a?os y diversas enfermedades produjeron en ?l una infancia triste y dif?cil. Desde lo nueve a?os sinti? el llamado a predicar el Evangelio y aprovech? su postraci?n para leer todo tipo de libros. Compagin? su formaci?n autodidacta con el cuidado de las vacas de su padre.

Desde muy joven Parham ayud? como profesor de la Escuela Dominical y como obrero en su iglesia. Su primer predicaci?n fue a la edad de 15 a?os. Comenz? sus estudios universitarios en el Southwestern Collage (Kansas) a los diecisiete a?os. Empez? la carrera de medicina y olvid? su vocaci?n ministerial, pero una nueva enfermedad le devolvi? a su deseo de ser predicador.

Abandon? sus estudios a la edad de dieciocho a?os, iniciando su carrera como evangelista. Un a?o m?s tarde, pastoreaba la iglesia metodista de Edora (Kansas) y por las tardes colaboraba en otra iglesia. En seguida tuvo problemas con su denominaci?n al predicar que ninguna denominaci?n salvaba y abandon? el pastorado para dedicarse a su labor de evangelista. Poco tiempo despu?s se cas? con Sarah Thislewaite.

La enfermedad de su primer hijo le empuj? a orar fervientemente por ?l, ya que la medicina le hab?a desahuciado y ?ste se cur? a los pocos d?as. Desde entonces, Parham comenz? a incluir en sus mensajes evangel?sticos el de la sanidad divina.

Una vez instalado en Topeka (Kansas) abri? un lugar de reuniones llamado Bethel, en ?l se atend?a todo tipo de necesidades; se recog?a a los hu?rfanos, se ayudaba a los desempleados o se oraba por los enfermos. Parham comenz? a editar un bolet?n llamado ?La fe apost?lica?.

En el a?o 1900 abri? un instituto b?blico llamado ?Stone?s Folly?. En diciembre de aquel mismo a?o, comenzaron unos estudios sobre el libro de Hechos de los Ap?stoles y Parham pidi? a los alumnos que hicieran un trabajo sobre las evidencias b?blicas del bautismo del Esp?ritu Santo. Despu?s de estudiar Hechos, una alumna llamada Agnes Ozman le pidi? a Parham que orara por ella para recibir el bautismo del Esp?ritu Santo. Al poco tiempo la mujer comenz? a hablar en un idioma extranjero. Unas semanas despu?s Parham predic? en su iglesia en derramamiento del Esp?ritu Santo con manifestaci?n de lenguas. ?l mismo recibi? el bautismo espiritual y muchos miembros de su iglesia tambi?n.

Parham recorri? varios estados predicando sobre el bautismo del Esp?ritu Santo, especialmente en Texas. Los viajes de Parham le llevaron a Si?n, la ciudad fundada por Dowie, cuando la iglesia pasaba su peor momento y Dowie estaba apartado del ministerio. Despu?s visit? la iglesia de Azusa en Los ?ngeles, aunque de esto ya hablaremos en otro art?culo, su popularidad fue notable y produjo una gran oposici?n en algunos sectores conservadores.
Imagen
Sus enemigos acusaron a Parham de sodom?a, pero el caso fue desestimado por la corte de Texas. Libre de sus acusaciones realiz? un viaje a Jerusal?n. Poco despu?s de su regreso, a la edad de sesenta y seis a?os muri? rodeado de sus familiares y amigos.

Miles de personas se convirtieron por medio de las predicaciones del ignorante vaquero de Iowa. El ?fan?tico flaco y enfermizo?, el ?loco? hizo verdaderas las palabras de Cicer?n cuando dijo DA MIHI TESTIMONIUM MUTTUM (Dame como pr?stamo un testimonio).

Pr?xima semana: M?s all? de Topeka III. Seymour y Azusa.




--------------------------------------------------------------------------------
(1) De R?tterdam, Erasmo, Elogio de la Locura, Orbis, Barcelona, 1990. P?g. 26.
(2) Enti?ndase mundano como compatible con la sociedad.

Tags: pentecostales, Asambleas de Dios, cristianos

Comentarios