Jueves, 10 de enero de 2008
De 1961 a 1992.
Imagen
Hacia el 1961 en la mayor?a de los pa?ses de a Am?rica Latina el protestantismo no superaba el 7% a excepci?n de Chile, que ya se situaba en un 10% y Hait? con cifras un poco m?s altas. Hacia el 1990 el crecimiento se hab?a acelerado. En pa?ses como Chile, Guatemala o Puerto Rico se superaba el 17% de poblaci?n evang?lica y eran m?s del 10% en todos los pa?ses de Centro Am?rica. En Brasil hacia 1990 se superaba un 20% de evang?licos y en M?xico un 5%. Unos 80 millones de personas se declaraban evang?licas en Am?rica Latina en 1990. Los datos que dan los evang?licos son m?s altos, el 12,4 % en Sudam?rica y 19,4 en zona del Caribe.
Los factores sociales y econ?micos han tenido un gran protagonismo en este espectacular crecimiento. La industrializaci?n de Am?rica Latina en el periodo del 1930 al 1960, lo que produjo despu?s de la d?cada de los sesenta un cambio en las econom?as americanas que empuj? a grandes masas rurales a las ciudades. El crecimiento demogr?fico en Am?rica Latina tambi?n fue muy acusado. En 1940 hab?a 126 millones de habitantes, en 1970 el n?mero ascend?a a 278 millones y hacia el 1990 era de 368 millones. El crecimiento de las ciudades ha sido espectacular. La ciudad de M?xico tiene entre 12 y 15 millones de habitantes, a ella se suman ciudades como Sao Paulo y Buenos Aires.
Imagen
En el periodo hubo un fuerte retroceso de las democracias populistas que desemboc? en dictaduras represivas. La crisis mundial de los a?os 70 afect? gravemente a la econom?a latinoamericana, que se ha mantenido en reescisi?n constante durante todo el periodo y arrastrando grandes deudas con pa?ses ricos. La revoluci?n cubana trajo consigo el surgimiento de numerosas guerrillas comunistas en la mayor parte de los pa?ses.
En el ?mbito religioso la Iglesia Cat?lica propuls? la expansi?n de una iglesia popular, que inspirada en la Teolog?a de la Liberaci?n, pretend?a cambiar la situaci?n de desigualdad econ?mica y pobreza end?mica de grandes partes de la poblaci?n, pero este movimiento renovador de al Iglesia Cat?lica no cal? en las masas americanas y fue paulatinamente abandonado por la jerarqu?a cat?lica a partir del 1982.
La pobreza, la inestabilidad pol?tica, los desastres ecol?gicos, el desarraigo y la falta de atenci?n pastoral de la Iglesia Cat?lica son factores importantes para explicar el espectacular crecimiento num?rico de los evang?licos en Am?rica Latina, pero no podemos afirmar que el conjunto de estos factores den como resultado autom?tico dicho crecimiento. Como lo demuestra el ejemplo de pa?ses como Bolivia, Per?, Colombia o Ecuador, con grandes bolsas de pobreza, con inestabilidad pol?tica constante y con cuadros de sacerdotes parecidos a otros pa?ses de su entorno, han sido m?s impermeables al cristianismo evang?lico.
Las "teor?as" de conspiraciones norteamericanas para la propagaci?n del protestantismo en Am?rica no tienen una base s?lida. El Informe Rockefeller (1968) y el de Santa Fe (1980), en los que se identifica a la Iglesia Cat?lica como elemento desestabilizador, y los evang?licos como aliados de los Estados Unidos, no tienen peso suficiente para justificar una teor?a. Por otro lado, las acusaciones de utilizaci?n de las iglesias evang?licas por las dictaduras militares para el control de las masas, pueden aplicarse de igual modo a la Iglesia Cat?lica. El famoso caso de Guatemala o Chile son totalmente limitados. Los l?mites del apoyo protestante a dictaduras o cualquier tipo de r?gimen pol?tico est?n en la esencia misma del protestantismo, su fragmentaci?n hace dif?cil un acuerdo global, por otro lado las denominaciones, en muchos casos engloban a clases sociales diferentes.
Hasta ahora han sido contados los casos de conexiones serias entre las agencias evang?licas y la financiaci?n estadounidense. Esto no quiere decir que las sociedades latinoamericanas no reciban un aporte cultural extra junto a la proclamaci?n del ?Evangelio?, pero las elites de la mayor parte de los pa?ses han sido educadas en los Estados Unidos y han sido las principales difusoras del modo de vida americano.
El pentecostalismo de los ochenta y principios de los noventa es el verdadero causante del aumento espectacular de las iglesias evang?licas en Am?rica Latina. De cada 100 protestantes latinoamericanos 60 son pentecostales. Muchas de las denominaciones Pentecostales son aut?ctonas, fundadas por pastores de los diferentes pa?ses.
Jean Pierre Bastian habla del fen?meno pentecostal como una mutaci?n en el protestantismo cl?sico y pone en duda las similitudes entre ambos movimientos, pero el contenido doctrinal del protestantismo pentecostal es claro y su origen tambi?n, tal vez el caso de algunos movimientos, sobre todo en Brasil, m?s cercanos al espiritismo hace que su an?lisis parezca confuso.

Tags: evangélicos, pentecostales, protestantes, sectas

Comentarios