Jueves, 06 de marzo de 2008

 

Por Mario Escobar
Durante varios días publicaremos una amplia entrevista a Mariano Blázquez, secretario ejecutivo de la FEREDE. Junto a él trataremos temas tan variados como: la inmigración, el crecimiento de las iglesias, la política, los temas sociales o la relación de las iglesias evangélicas con el estado.

 

El sexto Congreso Evangélico del año 1997, supuso un momento de gran optimismo hacia el futuro del protestantismo en España, ¿piensa qué en el séptimo hubo esta sensación de optimismo?

El sexto Congreso rompió la sensación de pesimismo del quinto. En el séptimo se ha conseguido  mantener esa visión optimista. Además ha sido un congreso sin las tensiones del pasado, en el que las distintas denominaciones han trabajado codo con codo.


El lema del congreso era: “Proclamando esperanza en Cristo”. Aunque pueda parecer muy subjetivo, el lema viene a responder a una sociedad que está pasando por un momento muy crítico, de confusión y de grandes cambios sociales. Los cristianos debemos acercarnos a los demás con un mensaje claro, pero a veces no sabemos cómo hacerlo. Pero ese acercamiento no debe hacerse precipitadamente. En algunos países, la experiencia de los cristianos evangélicos en la política y en la participación social ha sido negativa.

La gran tentación, de los próximos años para muchos líderes cristianos españoles, será el ofrecimiento de cargos políticos a cambio del apoyo electoral. Por eso debemos concentrarnos en Cristo. No podemos olvidar que el papel de la Iglesia es espiritual. Podemos orientar a la sociedad en problemas morales y reconfortar sus heridas, pero no debemos dejar llevar por los cantos de sirena de los partidos.

 


Tags: evangélicos españoles, estado, política

Comentarios