Jueves, 13 de marzo de 2008
Está es una conferencia sobre la Reforma y los retrocesos que sufrió en los Países del Este. Al ser una conferencia su formato está poco elaborado, pero creo que la información es importante.

Por Mario Escobar, historiador y escritor.

Introducción.

Agradecimientos.

-Hoy celebramos un día de gran importancia para la Historia de la Iglesia en general, y para el protestantismo en particular.

-En España se ha ignorado y se sigue ignorando fecha tan singular para comprender al hombre occidental moderno.

-Pero esta ignorancia no es tan sólo el resultado de la ignorancia o de la indiferencia hacia la historia y sus hechos más significativos, es ante todo, el deseo de borrar de las páginas de la historia A LA REFORMA como episodio histórico relevante.

-El profesor Joseph Fontana en su libro "La Historia de los hombres del siglo XX", comenta lo siguiente con respecto a los peligros de una historia manipulada: "...la Historia en malas manos- lo hemos visto repetidamente- puede convertirse en una terrible arma destructiva".

-La falsa Historia puede ser alimento del nacionalismo radical, del extremismo religioso o de las imposiciones de la mayoría sobre la minoría.

-Ignorar la existencia de un periodo histórico puede traer consigo una manipulación de la Historia.

-Es nuestro deber fomentar el estudio y comprensión de la Historia de la Reforma. Pero sin caer en la tentación de magnificarla, maquillarla o falsearla.

-Para no caer en los mismos prejuicios que desde hace más de cuatrocientos años, vienen olvidando o manipulando los estudios de la Reforma y sus personajes más relevantes, en esta mañana, en esta tierra del Quijote, intentaremos hablar de la contrarreforma y sus repercusiones en los tiempos modernos.

-El título de esta conferencia es REFORMA-CONTRA-REFORMA. Intentando hacer un juego de palabras que nos ayude a enfrentar este término negativo.

-La palabra contrarreforma fue acuñada durante el siglo XVIII por el historiador  Stephan Pütter, en 1776 usó el término CONTRARREFORMAS, el término ha servido para calificar a la reacción católica ante la oleada arrolladora del protestantismo.

-Observemos que Pütter habla de contrarreformas en plural, haciendo hincapié en que dicho movimiento no fue unitario, ya que la actuación de los contra reformadores varió según el estado e incluso la región.

-Tampoco gustó el término a los católicos, ya que a la reforma católica se la supeditaba a una simple reacción ante el empuje protestante.

-Es por ello que el historiador católico JEDIN propuso a mediados del siglo XX que se usase el doble término de REFORMA CATÓLICA Y CONTRARREFORMA, para definir este periodo.

-Nosotros vamos a quedarnos con el segundo, ya que, aunque hubo una Reforma católica anterior a la que nos ha reunido aquí, dicha reforma escapa de la cronología, del corsé del tiempo que estamos obligados a imponernos.

-Contrarreforma es, como ya hemos apuntado, un término negativo y destructivo.

-REFORMA CONTRA REFORMA, NO ES UNA PALABRA EN TRÁNSITO. Tampoco es un puente, una reacción transitoria, con el fin de construir algo nuevo.

-En los próximos minutos intentaremos aprehender, atrapar el espíritu de una época que ha forjado, queramos o no la realidad de nuestro país y de Europa.

-Para ello debemos acercarnos a sus protagonistas, intentar que nos susurren al oído los hechos que marcaron esta época: LA CONTRARREFORMA.

 

VISIÓN GENERAL

 

-Decía el ilustre Ortega y Gasset en un artículo de la Revista de Occidente, titulado "Introducción a las ciencias del espíritu" que "la fecha es una realidad humana". En este punto discrepo del ilustre filósofo, ya que dicha frase no tenía otra intención que sacar a Dios de la Historia, y aquí vamos que tener que contar con Él para poder entenderla.

-Es difícil lidiar, en los tiempos que corren, con la Idea de Dios como Señor de la Historia. Concepto indudablemente adscrito al terreno de la fe, pero en esta mañana vamos a hablar, principalmente de hombres de fe. Personas que tenían un concepto providencial de la historia, tan sólo pueden explicarse desde ese punto de vista.

-El tiempo es lo que nos separa de las personas que nos precedieron.

-Todos hemos sentido ese escalofrío de la Historia, cuando hemos estado en un lugar de importancia histórica, como si conectáramos con los que nos precedieron.

-Cuando entendamos que el concepto básico que nos aleja de la verdad es el tiempo, podremos acercarnos al hecho histórico con confianza.

-La primera parte de esta exposición la dividiremos en un espacio cronológico, con el fin de entender los acontecimientos en su determinado orden.

-Ante la pregunta: ¿cuándo empieza la contrarreforma?  ¿En que tiempo podemos englobarla? La respuesta es que la contrarreforma comenzó pocos días después de que Lutero colocara sus famosas 95 tesis en las puertas de la Iglesia de Wittemberg.

-La discusión de Heidelberg, la bula "Cum postquam" de León X, la disputa de Leipzig, la bula "Exergu Domine" y sobre todo la  "decet Romanum Pontificem" en la que se excomulga a Lutero, son los primeros brotes de la contrarreforma.

-Pero para poder hacer un marco cronológico adecuado comenzaremos la acción en el año 1555, en la Paz religiosa de Augsburgo.

Tags: reforma protestante, católicos

Comentarios
Publicado por Invitado
Viernes, 21 de mayo de 2010 | 17:51
chupen mi grande y pesado pedaso(pico)