Jueves, 01 de mayo de 2008



Por Pedro de Felipe, pastor y teólogo.

Capítulo IV

EL PECULIAR MENSAJE DEL JEHOVISMO

1) Este mensaje consiste en dar a conocer al mundo entero una doctrina que nadie, fuera del Jehovismo, ha conocido a lo largo de veinte siglos de cristianismo. Esta doctrina dice que el reino de Dios empezó en 1914 en el cielo:

        "[…] el reino de Dios con Jesucristo sobre el trono fue establecido en el cielo en el año 1914." (65/212)
        "Así que algo terminó en 1914 y algo empezó. Lo que terminó fue el período de 2.520 años, o siete 'tiempos señalados de las naciones.' Lo que empezó fue el reino de Dios en el cielo con Cristo como Rey." (Íd., p. 173) 
        "La misma Sociedad de Naciones y su sucesora, las Naciones Unidas, representan una conspiración internacional contra el reino de Dios, que nació en los cielos en 1914 […]." (59/170)
        "En el año 1914 fue cuando Dios comenzó a ejercer su autoridad sobre los asuntos de la tierra por medio de su amado Hijo a quien en ese entonces puso sobre su santo trono. […]
        "Ese mensaje desafiador, en reto al régimen mundial de Satanás, que fue dado entonces como toque de trompeta, ha seguido sonando a través de los años hasta ahora y su volumen sigue aumentando. Por página impresa y por conferencias al público ha sonado por todas partes de la Tierra. Centenares de millones de personas han oído o leído acerca de él." (60/220-221).

2) He ahí el mensaje peculiar del Jehovismo: El reino de Dios empezó en el cielo en 1914, cuando Cristo fue entronizado como rey. Este mensaje es el que tienen que predicar los TJ a todas las naciones antes que llegue el fin del mundo. Por esto, en todas las portadas de su revista "La Atalaya", como subtítulo se lee: "Anunciando el Reino de Jehová", frase que se refiere a ese reino de Dios comenzado en 1914 (según los TJ). El mensaje que anuncia este reino es el más importante de todos los mensajes para los TJ, el cual deben predicar ellos, según se les ordena en sus publicaciones:

        "Desde 1914 el Rey de gloria ha tomado su poder y reina. […]. La importancia del mensaje del reino no se puede exagerar. Es el mensaje de todos los mensajes. Es el mensaje de la hora. […]
        "¡Miren, el Rey reina! Ustedes son sus agentes de publicidad. Por tanto, anuncien, anuncien, anuncien, al Rey y su reino." (66/113)
        "Este evangelio del reino será predicado en toda la tierra habitada, para testimonio; y entonces vendrá el fin (Mateo 24:14) . El dar este testimonio del reino de Dios a todas las naciones antes que venga el fin del mundo en el armagedón es una de las cosas que nos toca hacer como testigos de Jehová." (65/248)

3) Por tanto, este mensaje, que anuncia que Cristo fue hecho rey en el cielo en 1914 y entonces empezó el reino de Dios, es el mensaje peculiar del Jehovismo; por lo cual, los TJ:

        "[…] hacen del Reino la cosa más importante de su vida." (67/142) .

4) Como vemos, la existencia de ese reino que anuncian los TJ, así como todas las aspiraciones de los dirigentes del Jehovismo (de lo que hablaremos en el capítulo siguiente) dependen de la fecha de 1914, pues, sin ella, todo ese reino y sus esperanzas se irían a pique; por esto, en 1975, F. W. Franz (que después sería presidente mundial del Jehovismo) dijo:

        "[…] tenemos una fecha que nos sirve de ancla, 1914, […]" (68/286).

Volver


Capítulo V

LAS ASPIRACIONES POLÍTICAS
DE LOS MÁXIMOS DIRIGENTES DEL JEHOVISMO

1) Los dirigentes del Jehovismo afirman que el reino de Dios, que empezó en los cielos en 1914, es un gobierno que comenzó en esa fecha, para gobernar, desde entonces, en el cielo y en la Tierra:

        "El reino de Dios es un gobierno". (69/128) .
        "Cuando terminaran esos ‘tiempos señalados’, entonces el reino de Dios sería establecido con su Rey en el cielo, […]. Toda la tierra queda abarcada bajo su dominio." (3/171) y (65/171) .
        "[…] año 1914 E. C., en el cual nació el reino mesiánico de Dios en los cielos, puesto que Jehová Dios entonces entronizó a su Cordero, Jesucristo, para gobernar en medio de sus enemigos tanto en el cielo como en la Tierra". (70/351) .

2) Ahora bien, el Jehovismo dice que Jehová y su Hijo gobiernan en la Tierra por medio de representantes humanos, que son los máximos dirigentes de los TJ; por tanto, esos dirigentes son parte del gobierno de Dios, y se autodenominan "el cuerpo gobernante visible", por oposición a los miembros del gobierno de Dios que son "invisibles", porque están en el cielo:

        "[…] tenemos que reconocer la importancia de la fe en la habilidad de Jehová Dios y su Hijo para usar representantes humanos al gobernar. Uno podría responder con presteza a instrucciones o asignaciones pronunciadas por un ángel o transmitidas por una poderosa, hasta atronadora, voz del cielo. Pero, ¿qué hay si una asignación viene por medio de representantes humanos del gobierno celestial? Esto requiere más fe, ¿no es verdad?" (71/657) .
        "Para hacer más fácil la ejecución de las instrucciones de Jesús de predicar ‘estas buenas nuevas del reino’ en toda la tierra habitada, la Sociedad Watch Tower Bible and Tract también tiene oficinas sucursales en varios países. Todas éstas están sujetas al cuerpo gobernante visible, […]." (72/41) .

3) En 1973, los TJ daban esta información:

        "El Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová está formado de once hermanos todos ungidos de Dios." (73/257) .

4) Este Cuerpo Gobernante de los TJ, desde su formación (según ellos el 1 de octubre de 1914) , no cesa de aspirar a gobernar todo el planeta Tierra, lo cual reclama con insistencia, alegando que, en esa fecha, se acabó el permiso que Dios dio a los gobernantes de todos los países para gobernar la Tierra durante 2.520 años, desde el año 607 a. C. hasta 1914; desde entonces, el Gobierno de los TJ debía sustituir a todos los demás gobiernos, por ser este Cuerpo Gobernante parte integrante del mismísimo Gobierno del reino de Dios empezado en 1914:

        "El asunto sobre el cual el Dios Altísimo tiene que juzgar es la dominación de la Tierra. Por 2.520 años las naciones mundiales de la Tierra la han gobernado sin interrupción por parte del Creador de la Tierra. Pero ahora ha llegado el otoño de 1914 (d. de J. C.) y los ‘tiempos señalados de las naciones’ han caducado. […] Las naciones no merecen una continuación del permiso que han tenido para ejercer la soberanía de la Tierra." (61/195) .
        "[…], ellos (los TJ) estaban seguros de que el 1 de octubre de 1914 había puesto fin legal a los 2.520 años de tolerancia de parte de Jehová para la soberanía que las naciones gentiles habían asumido sobre la Tierra; […]" (57/57) .
        "¿Qué quiso decir todo esto en cuanto a la dominación al fin de los ‘siete tiempos’ (= a los 2.520 años) en el otoño del año 1914 d. de J. C.? Nada menos grandioso y maravilloso que esto: que la dominación debería pasar a manos del reino restaurado de Dios, […]" (61/109) .

5) En 1914, en la Tierra, el máximo representante del "recién nacido gobierno del nuevo mundo" era Carlos T. Russell; ante él deberían haberse inclinado los gobernantes del mundo y haberle entregado la "soberanía y dominio de la Tierra"; así lo dice el Jehovismo:

        "En el otoño de 1914 los ‘siete tiempos’, o ‘los tiempos señalados de las naciones’, terminaron también para la potencia mundial binaria angloamericana. […] Había llegado el tiempo para que el prometido Reino de Dios y de su Cristo se presentara como el legítimo gobernante de la Tierra. Era el tiempo apropiado para que los reinos de este mundo, particularmente los reinos de la cristiandad, se inclinaran ante el recién nacido gobierno del nuevo mundo y le entregaran su soberanía y dominio de la Tierra." (61/191) .

6) El "gobierno del nuevo mundo" ahí mencionado es el gobierno de la organización de los TJ, que también se llama "la sociedad del nuevo mundo de los Testigos de Jehová":

        "El Buen Pastor ha reunido a las ‘otras ovejas’ junto con la ‘manada pequeña’ u organización que se llama la sociedad del nuevo mundo. Es la sociedad del nuevo mundo de los Testigos de Jehová […]. Es la sociedad del nuevo mundo porque los cristianos en ella están siendo entrenados para vida eterna […] en el nuevo mundo de Dios." (65/195) .

7) Así, pues, los gobernantes de la Tierra debían, según los TJ, haber entregado la soberanía y el dominio de este mundo al gobierno encabezado por el señor Russell, como representante del gobierno del reino de Dios, que es el único que tiene derecho a gobernar el mundo desde 1914; así lo afirma el Jehovismo:

        "Este reino nació en los cielos en 1914 como el único gobierno que tiene el derecho de gobernar toda la Tierra." (74/22) .

8) Por eso, el Jehovismo espera que los gobernantes de la Tierra entreguen su poder a ese reino; pero dicen que éstos no quieren entregarlo:

        "Los ‘reyes de toda la tierra habitada’ rehusan reconocer la existencia de este reino mesiánico establecido. Rehusan quitarse las coronas y bajar de sus tronos terrestres y entregar su poder de reyes al reino mesiánico de Dios." (75/21) .

9) El Jehovismo considera que los gobernantes de la Tierra no sólo se niegan a entregar su poder, si no que, además, se han juntado en la ONU para conspirar contra ese reino de Dios que predican los TJ:

        "La misma Sociedad de Naciones y su sucesora, las Naciones Unidas, representan una conspiración internacional contra el reino de Dios que nació en los cielo en 1914 al fin de los Tiempos de los Gentiles. Esta organización internacional para la paz y seguridad por medios humanos es una falsificación engañosa del reino de Dios por su Cordero, que los testigos de Jehová han estado predicando a todas las naciones desde el fin de la I Guerra Mundial ." (59/170-171) .

10) Por eso, el Jehovismo asegura que Dios odia a los que se oponen a su soberanía, y los destruirá:

        "En el conflicto universal del Armagedón las naciones de este mundo perecerán para siempre, incluyendo las llamadas ‘naciones cristianas’ de la cristiandad. […] Dios odia a los hipócritas porque los hipócritas traen oprobio a su nombre y se oponen a su soberanía universal. Lógicamente, Dios odia a la cristiandad. Pronto él la destruirá con el resto del mundo.- Proverbios 6:12-19." (76/52-53) .

11) Vemos que las aspiraciones políticas de los máximos dirigentes del Jehovismo son claras y rotundas; no se puede aspirar con más claridad a gobernar la Tierra aquí y ahora; pero, como hemos visto, el único fundamento de estas aspiraciones políticas es la fecha de 1914; todo depende de ella; por esto, uno de estos aspirantes a gobernar el mundo dijo que tienen una fecha que les sirve de ancla, 1914 (como hemos visto más arriba, cap. IV, punto 4) ; por lo cual, esta fecha es de total importancia para el Jehovismo. El ex miembro del Cuerpo Gobernante del Jehovismo, que ya hemos mencionado, lo expresa así:

        "1914 es la fecha de importancia crítica sobre la cual descansa una gran porción de la estructura doctrinal y autoritaria de los Testigos de Jehová. […]
        "El remover esa fecha, como punto focal con tal significado, pudiera llevar al virtual desplome de toda la estructura doctrinal y autoritaria basada en ella. Así de importante es.
        "Lo que especialmente distingue sus enseñanzas de las de cualquier otra denominación es la doctrina fundamental que se centraliza en el 1914 como la fecha en que el gobierno activo de Cristo empezó; […]" (56/160, 395) .

12) Pero ¿de dónde sacan los TJ esta fecha? Esto es lo que vamos a averiguar a continuación, en la segunda parte, donde, no sólo quedará demostrada la falsedad de esta fecha de 1914, sino también todas las fechas intermedias en las cuales se apoya ésta.


Tags: testigos jehova, sectas, milenaristas

Publicado por marioescobargolderos @ 20:14  | Sectas
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Escriturario
Lunes, 19 de abril de 2010 | 8:27
Un articulo que muestra un gran desconocimiento de este grupo religioso. Creo que olvida que los Testigos son neutrales en cuanto a la politica. Jam?s aspiran al poder politico y nunca han ense?ado que quieran esto. Revise bien la informaci?n por favor.