Martes, 05 de agosto de 2008

 

Con motivo de la XI Semana de la Comunicación del CE Aurelio Menéndez (Ibias 6-14 Mayo 2002), tuve ocasión de hablar sobre Historia del Pensamiento Protestante. Partiendo de lo en aquel momento manifestado me gustaría plasmar en este articulo la incidencia que la Historia del Protestantismo tuvo en Asturias. Lo aquí expuesto es fruto de una agradable experiencia de investigación que muy gustosamente comparto con toda la comunidad de Ibias, especialmente la educativa, como muestra de profunda gratitud al contar con el hecho protestante a la hora de elaborar el programa de la mencionada Semana de la Comunicación

 

Decíamos en Historia del Pensamiento Protestante que hasta llegar al S.XVI el cristianismo fue experimentando diferentes movimientos que trataban de acercarlo a sus orígenes. Esta voluntad de remontarse a los primeros años y las primeras comunidades cristianas es la que señalan abundantes Teólogos Protestantes actuales para manifestar que la Reforma no es una ruptura sino una continuación del cristianismo original no por vía eclesial o sucesión apostólica sino de similitud doctrinal o contenidos que formulan la fe cristiana.

 

No tenemos espacio para hacer un análisis del cristianismo en Asturias en los primeros siglos pero baste recordar que el Reino Astur en principio refugio de obispos de una iglesia cristiana episcopalmente independiente inició los pasos que, al copiar el modelo franco y al acercarse a la sede romana, llevarían en tiempos de Alfonso VI a la abolición de la Ley Toledana y su sustitución por la ley romana. Un análisis de esta iglesia cristiana independiente de Roma nos permitirá observar que, por ejemplo, no imponía el celibato forzoso a su clero o no consentía pintar en sus muros el objeto de su culto y adoración (Concilio de Elvira S.IV). No se trata solo de una cuestión de forma -esto es, del uso de la liturgia mozárabe-, sino sobre todo de fondo. Sirva de conclusión una cita del actual obispo de la Iglesia Reformada Episcopal Española Carlos López, con la reconquista de Alfonso VI de la ciudad de Toledo en 1085 comenzó la hegemonía de la Iglesia Romana sobre España.

 

Dando un salto en el tiempo nos situamos en el S.XVI. La Reforma Protestante que se hacía notar, aunque no exclusivamente, en Valladolid y Sevilla, no tuvo repercusión en nuestra tierra. Las razones para ello no pueden ser mas propias y naturales teniendo en cuenta que dicha reforma se gestó en los principales centros del saber y entre las elites intelectuales. Asturias no era mas que un foco marginal cuyo clero se caracterizaba por el abandono del culto y del catecismo, señalándosela como las Indias dentro de España con necesidad de entender la palabra de Dios.

 

Solo por vía incidental podemos establecer una vinculación de Asturias con la reforma evangélica en tres aspectos:

 

-Asturias sufrió las consecuencias de la Contrarreforma católica. Vio vigilados sus puertos de mar para impedir la entrada de libros evangélicos y Biblias traducidas a lenguas vulgares

 

-Existencia de destacados contrarreformadores asturianos:

Pedro Menéndez de Avilés, quien acabara con los hugonotes franceses (protestantes) establecidos en La Florida.

Fernando Valdés Salas, Inquisidor General quien descubriría y eliminaría los grupos protestantes de Sevilla y Valladolid. Al vincular a Fray Bartolomé de Carranza con este grupo, Fernando Valdés Salas volvería a ganar influencia en la Corte conservando un dinero muy importante para la posterior fundación de la Universidad de Oviedo[1]. Sin estas circunstancias se duda, en opinión de Juan Velarde Fuertes, que se hubiera podido fundar la Universidad en nuestra tierra.

Se da una circunstancia especial en la relación de este triángulo, Inquisidor-Universidad-Protestantismo, y es que la Biblioteca de la Universidad conserva un ejemplar de la Biblia Protestante en castellano, conocida como Biblia del Oso, incluida en el Indice de Libros Prohibidos y perseguida con saña por la Inquisición con el objeto de ser destruida por el fuego. Ironía divina, según el protestantismo, si tenemos en cuenta que la Biblioteca siglos posteriores sería pasto de las llamas perdiendo ejemplares de otros libros y documentos muy relevantes para la historia de Asturias.

-Evangélicos destacados de ascendencia asturiana como Juan de Valdés, si seguimos en su conclusión a Cueto Alas. En palabras del historiador Gabino Fernández Campos aquel es antecedente propio y autóctono y reformador anterior y de alguna manera divergente del alemán Martín Lutero.

 

Concluimos las referencias al S.XVI con una cita, No hay noticias de luteranos acomodados por esta tierra y, si algún viajado hidalgo hubo que asumió tal creencia, guardó en su corazón el sentimiento. [2]

 

 

Hemos de dar un nuevo salto en el tiempo para tener nuevamente noticias del protestantismo en nuestro suelo. Si obviamos los viajeros que, como el clérigo y médico inglés protestante Joseph Townsend, recorrieron nuestros valles y montañas, debemos esperar al S.XIX -conocido, aunque no hay unanimidad, en la historiografía protestante como Segunda Reforma- y a la Guerra de la Independencia. Así lo confirma el Catedrático Juan B. Vilar la actuación de los británicos no dejó de tener su dimensión religiosa... los primeros cultos evangélicos, que con carácter semipúblico se dieron en Asturias, deben datar del segundo semestre de 1808[3]  en casa del cónsul John Kelly y su sucesor John Hunter.

Esta presencia de europeos de fe evangélica fue fortalecida por los inicios industriales en nuestra región. Técnicos, ingenieros, y empresarios evangélicos nos dejaron sus huellas no solo en su actividad profesional sino también a la hora de su fallecimiento. Ellos dieron lugar a los cementerios civiles de Gijón y Llanes o el llamativo y bien cuidado cementerio de los franceses en Ablaña (Mieres). Entre esas personas nos encontramos apellidos ilustres como Truan, Guilhou, Blikstad etc.

 

Cementerio Protestante en Ablaña (Mieres)

 

 

 

 

 

 

 

 


Otro ejemplo importante de la notoriedad de los extranjeros evangélicos que se asentaron en Asturias lo constituye Mª Schneider, suiza, casada con Ramón Sordo Lamadrid, -de quien hablaremos mas tarde- dedicada según nos cuenta El Pueblo de Llanes[4] al estudio de la flora de los Picos de Europa como ya había hecho con su hermano por todo el cono sur de América. Era tan llena de virtudes que El Oriente de Asturias de Llanes solo le critica como defecto el no ser católica precisamente. Sin una actitud proselitista, antes bien preocupándose por las obligaciones religiosas de sus allegados católicos romanos, se dedicaba a ayudar a los necesitados abriendo especialmente las puertas de su casa en la Navidad, dando de comer a los mas pobres del concejo y elaborando cestas de navidad que luego eran repartidas entre ellos. A su entierro inaugurando el cementerio civil de Llanes asistieron quinientas personas, prueba del cariño que se le profesaba.

 

No cabe duda de que el flujo -exilio- liberal hacia Inglaterra habría de llevar consigo un contacto con la Iglesia Anglicana y aunque hasta ahora no podemos demostrarlo documentalmente así lo manifiesta Carmen de Zulueta; Otro factor de importancia en el desarrollo del protestantismo español es la emigración de exiliados políticos españoles a países europeos, principalmente Inglaterra y Francia.[5]

Es de este modo como podemos entender la bienvenida que le dispensaron en Oviedo a George Borrow que estuvo recorriendo Asturias desde el día 24 de Septiembre hasta el 7 de Octubre de 1837 repartiendo el Nuevo Testamento sin notas. Poco serio parece explicar el suceso en términos de broma y burla al ingles, Borrow, y de prejuicio sostener que diez protestantes en Oviedo en aquella época son muchos[6]. La apelación a supuestos documentos o testimonio oral sin ningún tipo de crítica no son de rigor científico.

En el exilio en Inglaterra nos encontramos a Miguel del Riego, el canónigo hermano del general liberal Rafael del Riego, dedicado al comercio de libros antiguos (1841) que recibe una visita del evangélico Luis de Usoz y Río para comprarle algunos ejemplares escritos por los evangélicos españoles del S. XVI negándose el asturiano a ello a pesar de vivir de este comercio por no ir contra la Iglesia Católica accediendo al fin pero no sin antes arrancar alguna hoja que luego sería recuperada por Usoz.

En Gijón, según nos relata J. B. Vilar, José Mª Pla es encarcelado en 1857 por hacer circular folletos refutando el recién establecido dogma de la Concepción Inmaculada de María. Pla era intérprete del puerto de Gijón.

Tras estos sucesos nada sabemos hasta 1868 en que con la revolución el General Prim dijera a los protestantes ...ya podéis recorrer España entera con la Biblia bajo el brazo. Se abre un periodo histórico de libertad que no solo dará lugar al nacimiento de la primera Iglesia Evangélica de Asturias sino a un sin fin de congregaciones evangélicas en toda su territorio.

En 1871 se funda de una forma sencilla y simple la de Besullo (Cangas del Narcea) descrita  por Alejandro Casona como Aldea insignificante que ocupa la cima de una colina verde y forestal entre la Peña del Gato y el Pico del Gurugú., sin carretera, perdida en los montes y que se permitía no sé por qué avatar histórico el lujo de tener a su disposición dos religiones, porque la mitad de la aldea era católica y la otra mitad era protestante.

Pueblo que acaso más obreros (pastores, maestros, evangelistas) ha dado a la obra evangélica [7]que ha podido parodiar si estuviéramos en época de escudos y pergaminos, el famoso después de Dios la casa de Quirós, (lema de la familia Quirós) con este otro: después de Lutero, la familia de los Rodríguez porque es sabido que no hay Rodríguez del Concejo de Besullo que no haya abrazado la Reforma.[8]

 

 

 

 

 

Iglesia Evangélica (Besullo, 1931) Detrás la Capilla-Escuela

 

 

 

 

 

 

 


La tesis del progreso social, económico y cultural que arrastra el protestantismo según manifestamos en nuestra ponencia puede verse, en el caso cultural, confirmada por dos hechos:

Uno allá donde se fundaba una capilla evangélica (Gijón y Besullo) allí se formaba un colegio.

Dos, del de Besullo llegaron a salir diecisiete títulos académicos[9]: dos en Teología, tres en Filosofía y Letras, -uno de ellos Doctor y a quien la lengua asturiana le debe mucho- nueve en Magisterio, una en Farmacia y una Directora del Instituto Internacional de Señoritas, fundado por el matrimonio protestante Gulick - quienes también estarían en Asturias, concretamente en Alevia y Covadonga-. En 1877 el Obispo de Oviedo envió a Alevia dos misioneros jesuitas y un delegado especial quien asumió los deberes del párroco que se había retirado al hacerse la mitad del pueblo protestante. Hecho ocurrido tras los debates teológicos que mantuvieron en presencia del pueblo el misionero protestante y el párroco. Estos tuvieron lugar tras la invitación hecha por parte de los habitantes del pueblo que habían conocido al protestante americano en sus visitas a Santander donde acudían a vender sus cestas. El delegado episcopal prometía celebrar bautismos, matrimonios y funerales gratis. Un año más tarde se le impedía enviar sus hijos a la escuela pública a Antonio Fernández -el único protestante que quedaba tras la visita eclesial católica-. La Contrarreforma había triunfado en el pueblo y con el se desvanecía la posibilidad de un "Besullo" en la zona oriental.

En Oviedo también existía una congregación evangélica según las noticias de El Eco de Asturias al relatar el suceso que tuvo lugar el 29 de Abril de 1875, el apedreamiento de los evangélicos por parte de mujeres y niños. Al frente  de la misma se encontraba Ramón Bon, ex-clérigo que abandonaría la Iglesia Evangélica para reincorporarse otra vez a la Iglesia Católica. Persona que debió ser muy controvertida pues  después de dejar Oviedo se estableció en León teniendo también un enfrentamiento con el obispo católico Saturnino Fernández en 1878.

Del suceso de Oviedo da cuenta Clarín en La Regenta,

El Campo del Sol se les iba. Las mujeres defendían allí las últimas trincheras. Poco tiempo antes del día en que De Pas meditaba así , varias ciudadanas del barrio de obreros habían querido matar a pedradas a un forastero que se titulaba pastor protestante; pero estos excesos, estos paroxismos de la fe moribunda, más entristecían que animaban al Magistral.

 

La imagen que tenía el ilustre escritor del entonces obispo de Oviedo Benito Sanz y Forés coincide con la que se describe en el semanario evangélico La Bandera de la Reforma, "Benito Sanz y Forés a quien conocemos muy mucho de antiguos tiempos por su saber e ilustración". Además Clarín en su obra Dialogo Edificante se ocupó del problema evangélico de no poder tener en las fachadas de sus templos nada que indicase que el edificio fuese religioso. Ni una cruz, ni un texto bíblico -como era el caso histórico al que hacía referencia- que dijera Cristo Redentor Eterno. Es uno de sus paliques, donde fabuliza el dialogo entre la "catedral" -como él llama a la que sería Basílica de Covadonga- y una capilla evangélica en Madrid, la del Redentor.

Si hemos hecho referencia a la presencia del protestantismo en la literatura asturiana no deberíamos olvidar que Ramón Pérez de Ayala en su A.M.D.G. nos habla de una inglesa, Ruth, que es instruida por los jesuitas en el catolicismo. Esta figura se basa en un hecho real que tuvo como protagonista a una familia inglesa según nos cuenta el padre jesuita Victoriano Rivas Andrés, basándose en unas cartas del padre Eduardo María García Frutos al obispo de Oviedo. Dichas cartas que nos muestran un verdadero interés pastoral también nos reflejan una preocupación por la posible reacción de la comunidad evangélica extranjera en Asturias si se daba alguna conversión al catolicismo. Debemos recordar que Ramón Pérez de Ayala conoció el protestantismo en EEUU pues contrajo matrimonio el 1 de Septiembre con Mabel Rick en la Iglesia Luterana de Allentown y cuya ceremonia califica de verdaderamente religiosa, de una enorme y simple solemnidad que se apoderaban del animo como consta en la tesis de J.L. Rios, Lutero en la literatura española desde 1868.

 

También podemos mencionar a Alejandro Casona y un peculiar suceso ocurrido en el ya mencionado pueblo de Besullo. El misionero alemán -Federico Fiedner[10]- que desde Madrid apoyaba la congregación evangélica en este lugar Dio a conocer el nombre de Besullo por Europa entera con los informes enviados a sus amigos como las famosas Hojas de España como la que a continuación recogemos,

 

En el centro de la costa norte de España está el reino de Asturias y no lejos de su límite occidental, la cabeza de partido, Cangas de Tineo. A unas horas de distancia, en medio de las montañas, en el apacible pueblo de Besullo hay una pequeña congregación...[11]

 

En otras ocasiones el motivo de escribir no era precisamente feliz, como ocurre en ésta con la peste haciendo estragos y con un invierno muy duro,

 

Muy triste era la situación en los montes de Asturias, y también en la aldea de Besullo... morían las personas de agotamiento y hambre, y cuando además una gran nevada cubrió montes y valles, haciendo imposible toda comunicación, la necesidad apremiante partía el alma...

 

Y así se debió sentir Daniel Rodríguez que fue profesor del colegio evangélico en Reus. Luego comenzó a estudiar Teología en L' Oratorie de Ginebra. En esta época de estudiante, es cuando empeña sus libros de estudio para enviar el dinero a su familia en Besullo que pasaba hambre a causa de esta gran nevada. Es posible que esta sea "la nevadona" a la que Alejandro Casona hace referencia en La Dama del Alba.

 

Peregrina.- Recuerdo otra vez, un día de invierno. Caía una nevada tan grande que todos los caminos se borraron. Parecía una aldea de enanos, con sus caperuzas blancas en las chimeneas y sus barbas de hielo colgando en los tejados.

 

Telva.- La nevadona. Nunca hubo otra igual[12]l

 

En relación a este tema escribe A. Palacio,

 

cuando Casona era niño en el recuerdo de todos los adultos de la aldea estaba una intensa nevada, sufrida años atrás, sin fijación de fecha, cuyo relato impresionaba mucho a la infancia y que ha quedado incorporada a la historia de las calamidades locales con el nombre de "la nevadona".[13]

 

En 1.897 Daniel fue ordenado Pastor ayudando como tal en la Iglesia de Jesús de la c/. Calatrava. En 1.899 fu nombrado Pastor en Reus hasta 1.903, dominando el catalán. Desde esta fecha hasta 1.933, fecha de su fallecimiento, siguió ejerciendo como Pastor en Francia, nacionalizándose francés y siendo movilizado durante la I Guerra Mundial. Le Christianisme au XXe lo definió como

 

Pastor sumamente consagrado, concienzudo y modesto, que sin ruido, sin alarde había realizado una obra espiritual profunda. De temperamento robusto, lleno de energía  y de celo visitaba mucho a sus feligreses y recorriendo las montañas, (quizás recordando las cercanas a su querido Besullo), en todos los tiempos y todas las direcciones. Sencillo, cordial, gozoso, amante de la vida de familia que sabia penetrar libremente en todos los hogares y ganarse la simpatía de los aldeanos (lo cual no siempre es fácil) había hecho bien a muchas almas y dejó por todos lados amigos que le estaban profundamente agradecidos.[14]

 

Otro ejemplo ya hemos dado cuenta de él[15] pero no renunciamos a volver a mencionarlo:

La siguiente anécdota la cuenta Carlos López en su articulo Obra Social de la Segunda Reforma:

 

Estando Miguel Primo de Rivera (el general) en el sorteo de mozos de la región manchega, que se celebraba en Alcazar de San Juan, era requisito imprescindible que cada mozo firmara la hoja de reclutamiento. Como casi ninguno sabia firmar, ponian el dedo; si había alguno que sabía escribir, el general le preguntaba:

-¿Tú de donde eres...?

Siempre le respondian lo mismo:

-De Camuñas, mi general...

Tantas veces sintió Camuñas el general, que preguntó:

-¿Qué pasa en Camuñas...?

Entonces le dijeron:

-Es que Camuñas es el pueblo de los protestantes...

Primo de Rivera respondió entonces:

-¡Pues vaya con os protestantes...!

 

No podemos olvidar que el maestro de la escuela evangélica de Camuñas fue otra persona nacida en Besullo: Manuel Rodríguez Alba.

 

De las consecuencias sociales y económicas del protestantismo en Asturias podemos mencionar por un lado que la forma de vida rural asturiana del siglo pasado pasaba por la herencia de las tierras y de la casa por parte del primogénito. A cambio éste se comprometía al cuidado de sus mayores, siendo necesario para el resto de la familia buscarse otro porvenir. Los evangélicos de Besullo aprovecharon esta circunstancia para que estudiaran sus hijos y pudieran afrontaran mejor ese reto.

También, la norma del primogénito no siempre se cumplió prevaleciendo sobre la primogenitura las aptitudes para el estudio. Así la perspectiva respecto de la mujer también sufrió cambios. En esta circunstancia es relevante la vinculación con el Instituto Internacional de Señoritas que fundara el matrimonio protestante Gulick. Podemos apreciar mucho mas este hecho si consideramos un caso concreto. El de Marina Rodríguez, hija de besullense, que se licenció en Farmacia en 1900 no sin antes vencer la dificultad que la Universidad de Valladolid le puso porque su fe de bautismo no estaba firmada por un cura sino por un pastor protestante, considerándola ilegal. Además de solicitar el visto bueno de profesores y del Ministerio al Director General de Instrucción Pública, necesario en el caso de las mujeres para acudir a la Universidad en aquel entonces.[16]

 

 

Por otro lado como hemos sostenido en la ponencia la lectura de la Biblia, lleva siempre una concreción practica en las cosas mas cotidianas que lleven a la larga, mediante su realización, la transformación de la realidad, del vivir cotidiano.

 

Frente a la concepción católica del Jubileo[17] veamos la protestante.

 

Del mismo modo que Dios descansó en el séptimo día tras la Creación, los israelitas debían dar reposo a la tierra cada siete años. Luego al cabo de cuarentinueve - siete sábados de años - llegaba el año del Jubileo en el que la tierra tenía que volver a los propietarios originales; las deudas debían ser perdonadas; y los esclavos debían ser puestos en libertad. Era una nueva oportunidad para todos, para que su vida en la tierra fuese digna de ser vivida. Desaparecían los pobres, "llenos" de hambre mortal, y también los que estaban a punto de convertirse en superricos. La misericordia y la justicia eran los dos pilares del Jubileo.

Con este conocimiento bíblico, Federico Fliedner, el misionero alemán mencionado más arriba, se encontró con la noticia de que las tierras y casería de los padres de uno de los mozos evangélicos de Besullo iban a ser subastadas. Llegando justo a tiempo para comprar el ultimo lote, la casa y las tierras alrededor de ella. Lo hizo con el animo y voluntad de devolverlas a sus propietarios al cumplirse el Jubileo. Lo que él no pudo hacer, al morir, lo hicieron sus descendientes a pesar de les dificultades generadas por la posguerra.

Una manera prautica d'enteder el Xubileu que darreu ye efeutu de una comprensión de dimensión espiritual del evanxeliu de Xesús y que ye la esencia de les creencies del protestantismu: Dios cancela les deudes que tolos homes y muyeres tienen con Elli, per mediu de si mesmu, na persona de Xesucristu, si aquellos piden-y el so Xubileu.[18]

 

Por último, frente a la crítica, contestada en la ponencia, de que el cristianismo -aunque sea protestante- solo se ocupa del mas allá y no involucra la lucha contra las injusticias y las desigualdades podemos ver que pese al grupo tan minoritario de protestantes en Asturias estos se ocuparon y preocuparon del bienestar de sus vecinos y a este respecto son varios los hechos que podemos relatar.

Veamos antes la anécdota que originó un discurso de Vázquez de Mella al citar la Biblia

Tenia lugar un exaltado debate en las Cortes ente los ultramontanos y carlistas frente al Gobierno liberal de la Reina Regente. Tomó la palabra, por parte de los Carlistas, el asturiano Vázquez de Mella, cerrando el discurso de la siguiente manera:

"¡Ay de ti, tierra que tienes por rey a un niño, y cuyos regentes son mujeres!" El presidente del Congreso irritadísimo demandaba al diputado que retirase aquellas palabras so pena de no levantar la sesión. Mella le contesto "eso lo dijo el profeta Isaias. Tendrá usted que inducir al profeta Isaias a que se desdiga". Como el presidente no sabía como arreglar el enredo levantó al final la sesión.

Fliedner leyó lo acontecido en la prensa al día siguiente y molesto por el abuso de la Biblia envió una nota al Sr. Moret -designado para que contestara en nombre del Gobierno- a las mismas Cortes diciendo que Isaias no había dicho tal cosa y que al contrario alababa a las reinas Capitulo 49 versículo 23, Reyes serán tus ayos y reinas tus nodrizas. Aunque era cierto que la Biblia si contenía lo que Mella decía pero en Eclesiastés Capitulo 10 versículo 16 y además invitaba a que Mella leyera el capitulo hasta el final pues el ultimo versículo decía, no digas mal del rey ni aun con el pensamiento. El ministro en la tarde enviaba una nota de agradecimiento por lo escrito.

 

Avanzada la noche despierten a Fliedner, pues hay un ordenanza con carta del ministro que espera respuesta. El ministro le escribe que en la Biblia de la biblioteca de las Cortes encontró el versículo de Isaias pero no el otro. Le rogaba que le indicase con precisión dónde encontrarlo porque era el que más le interesaba.

Tal pregunta hace dudar a Fliedner quien desde niño conocía la Biblia pues en el culto familiar de la mañana se leía un capitulo de la misma. Buscó por si acaso en una traducción católica, la del Padre Scio, y efectivamente allí está. ¿Cómo era posible que el ministro no lo encontrara? De repente se dio cuenta. En la Biblia católica figuren unos libros -los apócrifos- que la protestante no contiene. Uno de ellos de nombre similar al Eclesiastés, Eclesiástico. El Ministro había buscado en el libro equivocado Opta por enviar el ejemplar católico con una señal en el libro de Eclesiastés, una tarjeta con el texto bíblico Escudriñad las Escrituras y una nota que dice, como Mella pronunció un discurso tan largo puede ser le otro versículo del mismo capitulo, el 14 que dice el necio se deshace en palabras.

Así hace el ministro. Sale en defensa de la Reina reprochando a Mella el abuso de la Biblia y el discurso tan largo. El Ministro recibió aplausos sin fin, sorprendido el Congreso por su conocimiento bíblico sin saber de dónde surgía.[19]

 

Ya a principios del S.XX los evangélicos organizaron y celebraron unos mítines por la libertad religiosa que tuvieron lugar en el Centro Instructivo Republicano y en el Centro de Sociedades Obreras en Gijón, no pudiendo celebrarse un tercer gran mitin quizás en un teatro por no obtener los permisos oportunos.

 

En el octavo aniversario, 1935, de la capilla evangélica de Gijón en el Llano de Abajo, inaugurada el 9 de Octubre de 1927, tuvo lugar la que hasta ahora conocemos como primera difusión por radio de la liturgia evangélica en España.

 

Capilla Evangélica de Gijón

 

 

 

 

 

 

 

 


Dicho hecho originó una virulenta reacción en el periódico Acción. Curiosamente el protestantismo asturiano sería el primero también en aparecer en TVE con motivo del XXI Asamblea General de la Federación de Iglesias Evangélicas que tuvo lugar en Oviedo, en el actual Hotel Reconquista, los días 27 al 30 de Septiembre de 1977.

Pero el suceso mas llamativo tiene lugar con la Revolución de Octubre de 1934 cuando el local de la Capilla en Gijón es utilizada como hospital de sangre por ofrecimiento de los pastores que allí se encontraban presentes como cuenta en sus memorias el Dr. Carlos Martínez.[20]

 

Según cuenta el evangélico Samuel Palomeque a cincuenta, setenta y cinco, y cien metros de la Capilla se establecieron sendas barricadas. Izaron en el tejado de la Capilla y en el frente dos banderas blancas con una cruz roja en el centro. Y, como hiciera el protestante Henry Dunant al crear la Cruz Roja[21], se dispusieron a atender los heridos, eso si, sin permitir la presencia de personas armadas dentro del que hasta entonces había sido lugar de culto protestante.

 

Es de destacar que el doctor Carlos Martínez manifiesta que los pastores protestantes entonaban, generalmente al atardecer, salmos, acompañándose con un pequeño órgano con el que contaba la capilla, y no solo eso si no que los cuatro niños, hijos de los protestantes, que se encontraban en uno de los cuartos del edificio mientras las tropas gubernamentales avanzaban estuvieron durante cinco horas cantando coros y mas coros a fin de estar entretenidos. Al finalizar los suceso, continua el doctor, me despedí de los pastores protestantes que tan amable y generosamente habían estado a nuestro lado durante aquellos días.

 

No fue la única ayuda recibida por los asturianos de parte de los protestantes. La Alianza Evangélica Española abrió una suscripción por todas las congregaciones evangélicas a fin de recaudar fondos para ayudar a los huérfanos de la Revolución de Octubre de 1934.[22]

 

En esta época. La 2ª República, los protestantes asturianos tuvieron a titulo personal a dos evangélicos destacados ejerciendo responsabilidades sociales como concejales. Alejandro Rodríguez en Besullo, donde llegara a sacrificar una de sus mejores fincas para construir la escuela del pueblo y quien lucharía por realizar la mejora de los puentes circundantes al pueblo y quien impulsaría el proyecto de una carretera que uniera al mismo con la capital del Concejo Cangas.

 

Alejandro Rdguez y esposa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


El otro es Ramón Sordo Lamadrid.[23] Concejal en Llanes desde 1902. El 19 de Agosto es nombrado por primera vez Alcalde siendo definido en aquella ocasión como hombre recto y amante del pueblo, cuyo interés defiende.  La segunda vez que fue Alcalde, desde 1910 a 1912, se calificó su gestión municipal como inspirada siempre en los principios de la más estricta justicia y de la más acrisolada moralidad administrativa. Durante su vida apoyó a instituciones evangélicas tan destacadas como el Hospital Evangélico de Barcelona -el mismo que apoyara el también protestante y fundador del F.C. Barcelona, Joan Gamper-, la Sociedad Bíblica o la Alianza Evangélica Española mencionada. Con 83 años, todavía participaría en la XXIX Asamblea General de la Iglesia Evangélica Española celebrada en Santander en 1930.

 

Ramón Sordo Lamadrid

A sus familiares, la constancia en testamento de su voluntad de ser  enterrado en un cementerio evangélico, o en su defecto en el civil, estando presente un Pastor Evangélico, les costaría tener su cadáver cuatro días en casa, enterrarlo por seis personas, las que podían llevar el féretro, a las cuatro de la madrugada y una multa de 2.000 ptas. Ya que murió en junio de 1938 cuando las tropas de Franco ya habían tomado el poder en la zona y no era concebible ningún buen español que no fuera católico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A partir de esta fecha dejamos nuestro relato. Las libertades como las que posibilitaron la gira de Domingo Fernández, natural de Lendequintana (Villayón), antes de la Guerra Civil fueron abolidas y la historia de los protestantes asturianos cambió radicalmente. En otra oportunidad hablaremos detenidamente de este hecho.

La gira evangélica de Domingo Fernández y Samuel Palomeque tuvo un itinerario de unos 400 km. por toda la geografía asturiana en las diferentes ferias de Tineo, Santa Eulalia de Oscos y Boal congregando a mas de mil personas. Otros sitios visitados fueron Navia, Luarca, Pola de Allande, Grandas de Salime Vegadeo y Tapia y otras aldeas casa por casa. En Serandinas alquilaron por dos horas el salón de baile donde predicaron el evangelio, el amor a la Biblia y a su autor - Dios - en una forma que hasta entonces era desconocida para los asturianos según lo entiende la Iglesia Evangélica y como también Ibias tuvo la oportunidad de escuchar con la ponencia celebrada en la XI Semana de la Comunicación:

un Dios de amor, justo y santo, que se hace hombre en la persona de Jesucristo, para morir en una cruz a favor de todo aquel hombre y mujer que mediante la fe se reconoce indigno, esto es pecador, recibiendo por Gracia el regalo de un nueva vida capaz de restablecer las relaciones dañadas con Dios, consigo mismo, sus semejantes y la naturaleza.

 

 

 

Terminamos con una cita de Indalecio Prieto quien estudió en el colegio evangélico de Bilbao de la calle San Francisco,

 

Nunca me he adscrito al protestantismo pero de allí tomé la convicción de que es casi imposible liberalizar un país donde no haya religiones distintas con hondas raíces.



[1] Hestoria del Protestantismo n'Asturies (I). Xosé Lluis Fdez. Alitar Asturies El Comercio 13/03/1995

[2]  Bruxas, lobos e Inquisición. El Proceso de Ana Mª Gª, la lobera. Juan Luis Rodriguez-Vigil. Ed. Nobel Oviedo 1996 (pag.221)

[3] Intolerancia y Libertad en la España Contemporánea.  Los Orígenes del Protestantismo Español Actual. Juan B. Vilar Ed. Istmo Madrid 1994 (pags.323-324)

[4] Doña María Schneider Groogg El Pueblo  Diciembre 1906

[5] Cien años de Educación de la Mujer Española. Historia del Instituto Internacional. Carmen de Zulueta. Ed. Castalia Madrid 1992 (pag.45)

[6]  "...nos inclinamos a creer que se trato de una broma, pues no nos parece lógico suponer que en aquel Oviedo hubiese en tal tiempo tantos protestantes..." Un Estudio sobre el Oviedo viejo: sus librerías. Juan Fdez. de la Llana Granda Oviedo 1974 Instituto de Estudios Asturianos. (negrita mía)

[7] Acta de la V Asamblea de la Iglesia Evangélica Española (1.908)

[8] Revista Cristiana 31/12/1.908

[9] A estos deberían sumarse los de las personas católicas que cursaron estudios a fin de "imitar" a los protestantes.

[10] Para saber mas de él ver Federico Fliedner: unes notes biografiques. Xose Lluis Fdez. Alitar Asturies El Comercio 26/09/2001

[11] Das Evangelium in den römischen Landen. Traducido por Catalina Fliedner Brown. (pags. 20-32)

[12]  La Dama del Alba Alejandro Casona Ed. Cátedra Madrid 1993. Pág.74

[13] Presencia de Asturias en la obra de Alejandro Casona A. Palacio Boletín del I.D.E.A. Oviedo 1963.Pág. 174),

[14] Después de Lutero los Rodríguez de Besullo. José Luis Fernández Alvarez VI Congreso Evangélico Español. Madrid, 6 al 8 Diciembre de 1997

[15] Bisuyu y la capiella.escuela Xosé Lluis Fdez. Alitar Asturies El Comercio 10/04/1995

[16] El Bisuyu que Fliedner conoció. Xosé Lluis Fdez. Alitar Asturies El Comercio 18/10/2001

[17] Para conocer mas del tema recomendamos leer Derechos humanos del teólogo evangélico José Grau. Alianza Evangélica Española. Barcelona 1.999

[18] Los Fliedner y Bisuyu. Xosé Lluis Fdez. Alitar Asturies El Comercio 30/10/2001

[19] Vázquez de  Mella cita a Isaíes. Xosé Lluis Fdez. Alitar Asturies El Comercio 20/11/2001

[20] Memorias del Doctor Carlos Martínez El Comercio 6 y 7/11/1990

[21] En la España nacionalista los cuáqueros, como los delegados de la Cruz Roja eran sospechosos por ser protestantes. La República Española y la Guerra Civil 1931-1939 G. Jackson

[22] Los protestantes na Revolución de 1934 Xosé Lluis Fdez. Alitar Asturies El Comercio 27/03/1995

[23] Para saber mas de este personaje consultar Don Ramón Sordo Lamadrid, protestante y progresista alcalde de Llanes. José Luis Fernández Alvarez El Oriente de Asturias 10/7/1998


Tags: protestantismo asturias, españa, evangélicos, historia

Comentarios
Publicado por andres san martin
Domingo, 28 de diciembre de 2008 | 1:07
estimados hermanos.les invito a visitar mi web de teologia evangelica, que existe bajo el nombre www.escriturayverdad.cl ojal? la puedan visitar y me ayuden en su difusi?n. que Dios les bendiga.
Andres San Martin Arrizaga
Temuco, Chile;
Publicado por andres san martin
Domingo, 28 de diciembre de 2008 | 1:08
estimados hermanos.les invito a visitar mi web de teologia evangelica, que existe bajo el nombre www.escriturayverdad.cl ojal? la puedan visitar y me ayuden en su difusi?n. que Dios les bendiga.
Andres San Martin Arrizaga
Temuco, Chile;
Publicado por Invitado
Martes, 16 de noviembre de 2010 | 21:51

yo desciendo de Don Ramón Lamadrid y su mujer, y verifico que todo lo contado es correcto. Un gran hombre acompañado de una grandisima mujer adelantada a sus tiempos e incluso a los nuestros. Nazareth.