Jueves, 11 de septiembre de 2008


Arqueólogos israelíes han descubierto en el Monte Sión restos de la parte sur de la muralla que cercaba Jerusalén en el siglo I a.C y con una altura de más de tres metros.

Tras año y medio de excavaciones, la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) presentó en una conferencia de prensa los resultados de un proyecto que ha puesto al descubierto partes de la muralla que rodeaba la Ciudad Santa durante la época del Segundo Templo (518 a.C. al 70 d.C.).

Según ha explicado el director de la excavación, Yehiel Zelinger, este descubrimiento vislumbra una idea más clara de lo que era Jerusalén en aquella época de su mayor esplendor. Era conocido que existían los restos de la muralla y por dónde pasaban, pero nunca se habían visto y ahora estarán a la vista de todo el mundo.

Sobre esa muralla de la época del Segundo Templo ha aparecido otro muro del periodo bizantino (324-640 d.C.). Zelinger explica que el hecho de que haya dos murallas de distintas épocas una sobre la otra les hace pensar que siguen una línea topográfica para proteger el centro de la ciudad. Para Zelinger, también hay esperanzas de encontrar también restos de la muralla en la época del Primer Templo (el Templo de Salomón, destruido en el 586 a.C.).

Los restos de la parte sur de la muralla de la Ciudad Santa ya fueron excavados hace cerca de 120 años por el arqueólogo británico Frederick Jones Bliss, que puso al descubierto los muros a través de túneles que con el paso del tiempo se habían vuelto a llenar de tierra.

A través de un estudio de referencias cruzadas entre los mapas de la excavación británica y planos actuales de la ciudad, los arqueólogos del IAA determinaron dónde estaban los túneles y volvieron a excavar la zona.

Fuente: EFE. Redacción: ACPress.net


Tags: Jerusalén, Jesús, Iglesia, Historia

Comentarios