Martes, 14 de octubre de 2008


Santos Tejedor, pastor.

Desde la prespectiva profética, el nacimiento o mejor dicho la " resurección" del estado hebreo en 1948 supuso un acontecimiento mundial de primer orden. Primero porque ponía en clara evidencia que el Dios de Israel seguia vivo y segundo, que su palabra inexorablemente se cumplía. Además de todo ello y de manera especial para los estudiosos de la profecía bíblica, también supuso un revulsivo, revulsivo que les puso en alerta de que el " reloj divino " ya no contaba los minutos hacía adelante, sino más bien que la Segunda Venida de Cristo era ya una cuenta atrás. Muchas cosas han sucedido en el mundo desde entonces y también en la vieja Europa han acontecido hechos de profundo calado. La caída de los regímenes comunistas, la desintegración de Rusia, la guerra en la antigua Yugoslavia, el muro de Berlín.....Sin lugar a dudas, todo ello ha posibilitado el nacimiento de lo que hoy conocemos como la Unión Europea. Efectivamente, lo que comenzó siendo un tratado de libre comercio para el carbón y el acero entre unos pocos países europeos, se ha convertido en un gigante político con gran influencia mundial. Un gigante en crecimiento.

La pregunta es, ¿Todos estos cambios, a veces traumáticos, toda esta nueva configuración política, social, económica e incluso militar que viene experimentando Europa desde el pasado siglo, tiene encaje en la profecía bíblica en relación a los últimos tiempos, la aparición en escena del Anticristo y la Segunda Venida de Cristo? ¿Todos estos cambios, han venido propiciados por la inercia del azar o realmente la mano de nuestro Dios está detrás de todos ellos? Creo que son preguntas que como cristianos europeos nos deberíamos hacer, dejando un poco de lado nuestro tradicional relativismo. A ver si va ser que el árbol que tenemos delante de nuestros ojos no nos deja ver el bosque. Sin pretender ser dogmático, trataré de desempolvar aquellas profecías contenidas en la Biblia, proclamadas hace siglos, pero que ahora cobran vida y adquiere significado, avisándonos a los creyentes de este siglo, aquello que estar por suceder.


Tags: europa, cristianismo, historia

Comentarios