Mi?rcoles, 29 de octubre de 2008



Por Santos Tejedor, pastor.

Cuando Nabucodonosor, uno  de los grandes emperadores que ha conocido la historia, escuchó de boca del profeta hebreo Daniel la interpretación al sueño que le turbaba pero que era incluso incapaz de recordar, ni se  imaginaba por un momento, que el mismo tenía que ver con lo que había de acontecer, desde su tiempo hasta la Segunda Venida de Cristo. En el sueño en cuestión, el temido emperador  fue viendo pasar diferentes imperios, hasta que se establecía uno que "jamás sería destruido". A la luz de lo revelado en el Nuevo Testamento, el único reino de estas características, es aquel que el mismo Cristo establecerá a su regreso.

 

Ahora bien, donde yo creo que tenemos que enfocar nuestra atención, es el "reino", anterior a la aparición de Cristo, porque de ese también habla y muy profusamente la profecía bíblica y porque es ese el que los creyentes van a ver resurgir y también seguramente sufrir.

 

Nos dice la profecía bíblica que este último reino será en parte fuerte y en parte débil. Cuando analizamos la estructura interna de la Unión Europea observamos que efectivamente, hay aspectos como la economía en la que indudablemente es fuerte, siendo en su conjunto una potencia a nivel mundial. En el desarrollo social, educación, sanidad, Europa es un referente a nivel mundial. Sin embargo, sigue habiendo aspectos en que su debilidad es manifiesta. Política exterior y defensa son las más representativas. Europa ha necesitado y seguirá necesitando estar bajo el paraguas de la OTAN.

 

Sigue diciéndonos el texto bíblico que este "reino", en realidad será un conglomerado de "reinos", los cuales se relacionaran por medio de alianzas, es decir cada uno de ellos, cederá parte de su soberanía sin que esto suponga que desaparezca como estado. Y en esta tesitura se encuentra Europa en este momento, los diferentes tratados han intentado fijar las bases mínimas sobre las que aún se sigue trabajando.

 

Todos los reinos requieren un rey y todo apunta que éste está preparando el terreno para la aparición del suyo.


Tags: historia evangélicos, historia europa, protestantes

Comentarios