Martes, 02 de diciembre de 2008

Según informaciones de agencias internacionales, el Gobierno boliviano decidió aplazar la expulsión de la comunidad de menonitas del departamento de Beni en el noreste del país, "hasta que se verifique si la adquisición de las tierras que ocupan fue legal".

El director departamental del Instituto Nacional para la Reforma Agraria (INRA) de Beni, Ignacio Franco, confirmó esa decisión que tomó el Ejecutivo boliviano tras una reunión entre el ministro de Desarrollo Rural, Carlos Romero, con dirigentes campesinos y representantes de los menonitas.

La comunidad menonita que sería expulsada de sus tierras está compuesta por 53 familias que viven en el municipio de San Javier, de la provincia Cercado, al noreste de Beni.

Los menonitas se verán afectados así por el proceso de "saneamiento" que impulsa el Gobierno y que consiste en la verificación por parte del Instituto Nacional para la Reforma Agraria (INRA) de la "función económica y social" de las propiedades rurales. Les corresponde la aplicación de la medida porque se asentaron después de la promulgación de la ley de reforma agraria de 1996.

Las tierras en las que se verifica que no cumplen una función económica y social son revertidas a sus titulares y otorgadas a las comunidades indígenas y campesinas de la zona.

Desde su llegada a Bolivia, los menonitas se dedican a la agricultura intensiva y al comercio. La comunidad no tendrán derecho a indemnización ya que el Gobierno aplicará la figura de la reversión.

La comunidad religiosa supuestamente hizo una compra de tierras de buena fe a dueños que no quieren identificar, pero que en su momento deberán hacerlo para cobrar por la estafa que hicieron, dado que les vendieron tierras fiscales, dijo hace días el director nacional de Tierras, Cliver Rocha.

Esta comunidad ha tomado contacto con los campesinos de la zona que les han apoyado con varias manifestaciones. Unos mil campesinos e indígenas marchistas que forman parte de la Central Campesina 16 de Julio, que se encuentra en el municipio de San Javier, exigían al Gobierno la renuncia del director nacional de tierra y la permanencia de los menonitas asentados en esa jurisdicción municipal.

En la actualidad, al menos 50.000 menonitas —repartidos en más de 50 colonias— habitan Santa Cruz, Beni y Tarija. Según datos aproximados del Comité Central Menonita (CCM), los menonitas son el grupo de extranjeros con más extensiones de tierra en el país.

Ligados al trabajo agrícola desde sus orígenes europeos en el siglo XVI, ahora algunas colonias menonitas de creencias religiosas conservadoras han empezado a abandonar Bolivia, país que sus antepasados consideraron la “tierra prometida” por su poca población en el área rural y la falta de vinculación entre ésta y las capitales de departamentos.

Fuentes: Agencias, La Razón, ALC. Redacción: ACPress.net


Tags: historia menonitas, bolivia, evo morales

Comentarios