Viernes, 09 de julio de 2010

Heterodoxia y cristianismo en Espa?a (II)

Es dif?cil datar la llegada del Cristianismo a Hispania. La tradici?n apost?lica habla del arribo a Hispania de Santiago el Mayor, el que con el tiempo se convertir?a en el patr?n de Espa?a.
?



Desde Tertuliano a Or?genes, pasando por San Irenio o San Jer?nimo, el nombre de Santiago como el primer evangelizador de Hispania se repite sin cesar,?pero las pruebas sobre la primera evangelizaci?n de la Pen?nsula nos hablan de decenas de cristianos an?nimosque extendieron el mensaje en algunas ciudades costeras?y poco o nada de la llegada a Hispania del ap?stol Santiago.?

Hispania era una de las regiones m?s pr?speras del Imperio Romano. En el siglo I se divid?a en tres provincias: la Baetica, Tarraconenses y Lusitania. Las ciudades m?s prosperas en aquel momento eran las situadas en la costa mediterr?nea. Tarraco y Cartago Nova eran los dos puertos principales del Imperio, aunque en el interior hab?an surgido ciudades muy importantes y otras se hab?an romanizado como el caso It?lica o Caesaraugusta.?

La leyenda de la llegada de Santiago el Mayor a Hispania es incierta.?Seg?n la tradici?n, despu?s del d?a de Pentecost?s del a?o 33 d. C., el ap?stol habr?a viajado apresuradamente a Hispania para evangelizarla. Su predicaci?n habr?a comenzado en Gallaecia, cosa arto improbable, ya que en el siglo I, esa regi?n fue conquistada con una dura oposici?n. No fue hasta ?poca de Vespasiano, entres los a?os 64 al 70 d C, que los gallegos entraron en el sistema romano de?villae. Lucus Augusti (Lugo) era una de las ciudades m?s importantes de la regi?n, pero en su conjunto esta zona estaba poco desarrollada.?

La evangelizaci?n de los primeros ap?stoles fue fundamentalmente urbana y es extra?o que Santiago se desplazara a una de las zonas m?s alejadas de Hispania para cristianizarla.?

La leyenda a?ade otro detalle a la evangelizaci?n realizada por Santiago.?Al parecer el ap?stol antes de regresar a Jerusal?n deleg? la evangelizaci?n de la Pen?nsula en siete disc?pulos llamados los Siete Varones Apost?licos. Antes de su retorno, Santiago habr?a visitado Caesaraugusta con sus ayudantes, donde la aparici?n de la virgen en un pilar, habr?a iniciado el culto a Mar?a en la capital de Arag?n, aunque la adoraci?n a Maria data del siglo V.?

En el a?o 44 d C., Santiago ya hab?a regresado a Jerusal?n, en donde seg?n el libro de Hechos fue degollado por orden de Herodes Agripa I. Esto pone en tela de juicio el viaje de Santiago, ya que hasta las persecuciones desatadas entre los a?os 33 al 36 d C, los cristianos no se hab?an dispersado todav?a y la mayor?a se refugi? en zonas cercanas como Fenicia, Antioquia o Chipre.?

Adem?s las referencias hist?ricas a este hecho son muy antiguas y poco fiables.?

El propio Men?ndez y Pelayo, tan complaciente en sus escritos con la Iglesia Cat?lica, no se atrevi? a afirmar la llegada de Santiago a Espa?a, aunque en su libro cita a las numerosas autoridades de la Iglesia que aseguraban la evangelizaci?n de la Pen?nsula por Santiago.?

Las pruebas de la evangelizaci?n de Santiago en Hispania son tan f?tiles que sin duda el ap?stol no visit? la Pen?nsula ni contribuy? a su cristianizaci?n.?


Art?culos anteriores de esta serie:
? 1 Historia de la Religi?n en Espa?a ?

?

?

Mario Escobar?es licenciado en Historia, diplomado en Estudios Avanzados por la Universidad Complutense de Madrid y director de la revista ?Nueva Historia para el Debate?


Tags: historia, cristianismo, españa

Comentarios