Mi?rcoles, 11 de agosto de 2010

Heterodoxia y cristianismo en Espa?a (IV)
(La Historia de la Religi?n en Espa?a)

Las persecuciones de Decio a mediados del siglo III fueron el momento propicio para el nacimiento de las primeras herej?as. Muchos cristianos, temerosos del martirio, apostataron o llegaron a acuerdos fraudulentos con las autoridades civiles.
?




?Cu?les fueron las?primeras herej?as en la Hispania romana??

A finales del siglo III las cosas estaban cambiando en el Imperio. La decadencia econ?mica, los gravosos impuestos y la presi?n de los pueblos b?rbaros hab?an producido el fen?meno de la ruralizaci?n de la sociedad.?

La sucesi?n continua de emperadores y el caos de la administraci?n no ayudaba a paliar la situaci?n. A mediados del siglo Decio hab?a intentado unir de nuevo al Imperio y para ello hab?a utilizado a los cristianos como chivo expiatorio. La persecuci?n pondr?a a prueba la fuerza del Cristianismo en Hispania.?

Dos obispos muy importantes, Bas?lides de Astorga y Marcial de M?rida, cuyas di?cesis se encontraban entre las m?s cristianizadas de la Pen?nsula Ib?rica, intentaron esquivar la muerte someti?ndose a las nuevas leyes del imperio.?

Al parecer pidieron a las autoridades civiles el?libelo?(1), de esta manera se salvaban de la persecuci?n pero sucumb?an ante las exigencias romanas de practicar la idolatr?a.?

La divisi?n en las filas cristianas no se hizo esperar, pero tambi?n supuso una especie de selecci?n natural, en la que lo m?s fuertes permanecieron dentro del seno de la Iglesia, mientras que el resto se separ? de ella.?

Se llam? a los ap?statas?libel?ticos. Dos de los m?s conocidos fueron los obispos anteriormente mencionados, pero estos no se limitaron a comprar su libertad y simular el culto a los dioses. Bas?lides hizo culto p?blico pagano, enterr? a sus hijos en cementerios situados en lugares profanos y reneg? de la fe. Marcial blasfem? de Cristo e hizo actos similares. La iglesia sustituy? a estos hombres por dos nuevos obispos.?

Tras la persecuci?n muchos quisieron volver a la fe cristiana?y San Cipriano de Cartago orden? rebautizar a todos los ap?statas. Los dos obispos renegados intentaron recuperar su sedes, pero el obispo de Roma orden? que Felix y Sabino conservaran su dignidad episcopal.?

En el a?o 276, bajo el consulado de Aureliano y Tito Antonio Marcelino, en la zona de la actual Sevilla, se hab?a extendido una?herej?a en contra de la encarnaci?n de Jes?s. Al parecer el origen del conflicto hab?a surgido cuando una?falsa decreta?(2) del papa Eutiquiano, supuestamente dirigida al obispo Juan, en la que defend?a la idea de la no encarnaci?n de Jesucristo. Las iglesias de la B?tica desecharon el falso documento y condenaron la ense?anza.?

A principios del siglo IV, tras superar las persecuciones, la fortaleza de la Iglesia en Espa?a era evidente. El Concilio Iliberatiano, el primero celebrado en Hispania y del que hablaremos pr?ximamente, era la muestra de esa vitalidad y fuerza.?


(1) Era un documento de fidelidad al emperador que atestiguaba que el poseedor hab?a realizado las ofrendas oportunas a los dioses.?
(2) La decretal es una carta mediante la cual el papa , en respuesta a una petici?n, dicta una regla ya sea en materia de disciplina o can?nica.
?

Tags: iglesia, historia evangélicos, españa, cristianismo

Comentarios